13.2.06

el vacío




querías dejar de suplir los vacíos
con los rituales de la huída

y una noche
justo antes de cenar
nos lo dijiste a todos

cómo llenar los espacios
las ausencias
de un vacío que no sabes
como llenar

nos miramos con inquietud
y contemplamos
al mismo tiempo
el hueco desgastado del muro
de enfrente

y sorbimos la sopa desde el fondo del plato

llenando nuestro vacío

4 comentarios:

intemperie dijo...

una sopa de poesia
poesia pura

Dedo dijo...

¡Pobre Mafalda anti-sopera!

intemperie dijo...

La poesía, como la sopa, llena nuestros vacíos, mientras en frente, los viejos muros, aún socavan nuestros ojos.

Mafalda es el vacío de Quino, si Quino lo hubiera llenado de sopa Mafalda no existiría. No me extraña que sea anti-sopera.

Pepa dijo...

intemperie, tienes una capacidad poética muy aguda, espero impaciente encontrarme con tus escritos, escribes, verdad?
creo fervientemente que para escribir, hay que leer lo que los demás que escriben, se abren todas las puertas