13.7.10

Bordes deshilachados I




Me gusta el verano porque, mientras conduces, tocas mis piernas.
*

Mi mente está vacía pero no sé si es un logro o una venganza.
*

Dos perros se cruzan en mi camino, uno podría ser yo, el otro también.
*

A través de la ventana veo unas piernas que se alejan en la calle y la vida a la altura de la acera, a la altura de esas piernas, de una rueda. Tengo que mudarme de este sótano.