31.12.12

Deshilachados del amor


Todos los hombres a los que he amado se parecen a un hombre que no conozco, pero que me habita.

Si eso es cierto, si es verdad que habita en mí el hombre al que quiero, para qué le espero, para qué va a tocar en la puerta en cualquier momento, para qué le pienso. A veces sin avisar aparece y le veo, pero no le veo. De la nada, le tengo, incluso en alguna ocasión le he escrito algo parecido a esto, pero no lo recuerdo. Si eso es cierto, si es así que habita en mí ése hombre, está en la cara que ahora veo en el espejo, para qué le busco si ya le tengo.


Se mira en el espejo esperando encontrarle, no es posible ser siempre la misma persona.

2 comentarios:

Kiddo dijo...

Es tu Mr. Hyde, todos tenemos uno.

una lectora dijo...

Kiddo, posiblemente estamos habitados por muchos, es decir, una persona nunca es una sola persona. En cualquier caso, sí que ese alter ego masculino está ahí, le dejo sitio, gracias por tu visita, siempre tan generosa, un saludo.