3.2.06

el amor, el fuego y pinocho



en una casa con chimenea

viví una historia de amor, con el fuego

con el deseo

con el juego de buscar

leña para el fuego…

incansablemente rastreaba

en todos mis trayectos

cualquier lugar para encontrar

leña

y esta yuca

fue

una tarde de crudo invierno

un pinocho rebelde que necesitaba

seguir viviendo

es una fortuna incalculable

volver a los espacios que creíste perdidos

rincones, casas, jardines

que algún día formaron parte de tu vida

y que te traen a la mente historias que

también creíste perdidas

2 comentarios:

electroser dijo...

Qué bonita historia esta de la yuca. Ahora está gigante y radiante en mi jardín, anteriormente de otra, y desde allí puede ver su antiguo patíbulo, yo veo como se le erizan los pelos de su cabeza cuando mira hacia adentro.

Pepa dijo...

jajajaja, pobre yuca que tiene que estar sobreponiéndose constantemente al susto del fuego. El recuerdo que tengo es que al estar en la chimena dió un saltó hasta el suelo, escapándose milagrosamente de las llamas, con un impetud y una lucidez nada propio de una yuca ; )