28.2.06

palabras




y siempre te quedan las palabras
que te alimentan
que sacian tu soledad
que regulan los pensamientos
que describen una evidencia


y la escritura que camina
por los paisajes de la psique
discriminando
planeando que captar

que pensamientos agarrar
para darles forma
para encerrarlos en un trazo
negro gráfico

que corre desde el vacío
hasta el papel
dándote de comer

21.2.06

itinerario

distinguir lo repetido

lo ya conocido

para no calcarse

para no perder el tiempo

y volver

sobre sus pasos

para pararse ante el paisaje


13.2.06

el vacío




querías dejar de suplir los vacíos
con los rituales de la huída

y una noche
justo antes de cenar
nos lo dijiste a todos

cómo llenar los espacios
las ausencias
de un vacío que no sabes
como llenar

nos miramos con inquietud
y contemplamos
al mismo tiempo
el hueco desgastado del muro
de enfrente

y sorbimos la sopa desde el fondo del plato

llenando nuestro vacío

10.2.06

segunda piel





identificar

las huellas de lo sucedido
y de lo comprendido
y fundar personas y

siempre sentir

la segunda piel

como la posibilidad adquirida

de expresar

el coste de lo acaecido


y querer ser para estar
y disfrutar sin parar
y ser lo sentido
y ser libre

para ser norreal

6.2.06

la renuncia

no se puede tener todo en esta vida
me decías al oído
cuando cruzábamos
juntas de la mano
el gran charco

y me recordabas
esa idea que
desde muy temprana edad
tengo sobre lo que creo
que merezco

-renuncia-

gritabas

agarrándome fuertemente por los hombros

renuncia como la flor
a una de tus cualidades

a uno de tus deseos

el aroma de la libertad
encuentra una representación
y deja de oler para ser bella


3.2.06

el amor, el fuego y pinocho



en una casa con chimenea

viví una historia de amor, con el fuego

con el deseo

con el juego de buscar

leña para el fuego…

incansablemente rastreaba

en todos mis trayectos

cualquier lugar para encontrar

leña

y esta yuca

fue

una tarde de crudo invierno

un pinocho rebelde que necesitaba

seguir viviendo

es una fortuna incalculable

volver a los espacios que creíste perdidos

rincones, casas, jardines

que algún día formaron parte de tu vida

y que te traen a la mente historias que

también creíste perdidas