18.1.06

el fantasma

y el tiempo y el amor

te sobran

para esquivar

las traslucidas tristezas

para borrar los encuentros

con el fantasma


y jugar

con la luz que entra

por la ventana del cielo

hasta la mesa de la cocina

5 comentarios:

electroser dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
electroser dijo...

si. A mi me encantan esos momentos de tiempo libre , que son como anaranjados y cálidos, que huelen a cocina. Que incluso cuando los estás viviendo ya los sientes como recuerdos de lo a gusto que estás. Que pueden contener cierto toque de tristeza, pero esperanzadora, porque no es lo mismo la tristeza sentida con un rayito de sol en la mano, que la tristeza bajo la lluvia y al viento.
Por otro lado me encanta la relación entre el tiempo libre y esquivar la tristeza. Está bien la tristeza, es tan natural como cualquier estado o sensación humana. Y está bien dedicarse a veces el tiempo libre a disfrutar de ella, aunque sea un ratito.

Pepa dijo...

efectivamente hay momentos tan intensos y simples al mismo tiempo que al vivirlos y querer retenerlos son como recuerdos del futuro.

teresa dijo...

:-)))

holas !
muy bonitas letras las tuyas pepilli

si... los recuerdos son mecanismos de futuro....
yo diria que siempre.....

...los recuerdos son promesas ....eso lo decia nietzche segun corre la voz por ahi... ;-))



besitos

Pepa dijo...

los recuerdos son promesas, que bueno! summer, las promesas son los mecanismos del futuro, lo que nos hace ilusionarnos y creernos nuestros anhelos
gracias por el apunte, con esto se construye...besote