28.11.10

En la fotografía




Hay cantantes que están muertos
pero esta tarde cantan en la cocina.
Escritores que también están muertos,
pero se abren de páginas entre tus manos
cuando ahora te sientas en la silla.

Fotógrafos escondidos detrás del marco,
desde el ojo del tiempo nos vigilan.

Creo que antes de morir 
todos ellos
conspiraron a favor de un sueño.
Con un objetivo en un instante.
Con las palabras justas y la memoria.
Para que cuando la música suene en la cocina,

para que cuando abramos el libro sentados en la silla,
sepamos que no estamos solos, 
que ellos nos acompañan en la fotografía.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bravissima, Verónica Nash. Complimenti

Kiddo dijo...

Mary, todo lo que evoca una fotografía, aun si no estuviste ahí, una época, un recuerdo de algo pasado, lo efimero y lo eterno en comunión total.

Gracias, como siempre, hermosa lectura.

Un abrazo.

Iván Cabrera dijo...

La muerte es una extraña forma de permanencia y de constancia desde un exceso de vida que la desaparición física no puede nunca agotar. Besos.

María José Alemán dijo...

Anónimo, me llena de satisfacción tu comentario, sobre todo por no saber sabiendo quién eres ;-))

Kiddo, gracias a ti por tu fidelidad, un abrazo grande.

Iván, por todo lo que he podido saborear, la muerte no existe, gracias de nuevo.