3.4.11

Revuelo



Foto: SP

Una paloma y una gaviota en el aire de Largo Torre Argentina hacen círculos a la misma velocidad para desaparecer de la vista con igual silueta y tamaño, como si fueran idénticas.
Tal vez la paloma al ser urbana aspire de la gaviota su olor a mar inaccesible, un mar de metal precioso y gris, pero la gaviota, que también es romana y tiene su nido en el río, está mintiendo al contarle que el mar es su paraíso.
Las dos se alimentan del aire, en esta tarde romana, pues se entiende por su revuelo que el hambre las hace hermanas.

2 comentarios:

Rafael-José Díaz dijo...

Alimento: el aire. Paloma engaviotada, gaviota empalomada. El aire las hermana y las revuela. Te imagino en Roma. Yo me he enredado en Madrid y no sé si la Semana Santa me permitirá ir. Saludos para ti y para nuestro adoptivo romano.

María José Alemán dijo...

Saludos para ti también, Rafael, gracias por la visita. Espero que puedas organizarte, esta ciudad merece la pena siempre, por algo la llaman la ciudad eterna, un abrazo.