11.4.11

La antorcha


El ángel que quiere ser la nube en este crepúsculo desde San Miniato no es ángel, ni nube, ni crepúsculo desde San Miniato, es una pareja de ancianos, encorvados y enamorados, que se alejan indultándonos con una antorcha en cada mano.

2 comentarios:

Julia Castillo dijo...

muy bonito tía pepa la verdad es muy ....
como diría yo.. asi el poema es para pensar cuando lo ví me dio la sensasion de estar dentro de la foto.jajajajaj

María José Alemán dijo...

Gracias Juli, me alegro mucho de tu visita y de que te haya gustado. Eso que dices de tener la sensación de estar dentro de la foto y luego el ataque de risa me recuerda lo maravillosa que eres, un abrazo enorme.