11.12.08

El naranjo


"El sentido estético de la persona enterrada
asume la forma de la piedra de su tumba".


Yasunari Kawabata

Los samuráis escribían un haiku
antes de morir.
Eras un guerrero,
pero te fuiste sin hacerlo:


Naranjo en flor
abono de cenizas
tú permaneces



5 comentarios:

Peskovich dijo...

No me gusta exagerar, pero yo diría que es de lo mejor que has escrito.
Está muy cerca de lo inolvidable.

Pepa dijo...

Cada vez entiendo mejor que se escribe lo que se siente, a lo mejor por eso te ha parecido bien. Gracias por tu ánimo.

Anónimo dijo...

El azar y el azahar me han conducido hasta estas ramas del naranjo de las palabras. Está muy bien todo el blog, espero que sigas abonando belleza.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Me encanta esta ventana que mira hacia adentro. Gracias por abirla y dejar que miremos este hermoso jardín. He recuperado la palabra como arma sanadora y cuando me atreva te invitaré a compartir contigo lo escrito. Un beso, Ángel

Pepa dijo...

El olor del azahar impregna el aire y el viento lleva ese perfume hasta todos los lugares. Para olerlo basta con abrir las ventanas. Me llena de ánimo tu visita y comentario anónimo.

Ángel, muchas gracias por mirar por la ventana, me gusta mucho lametáfora, estoy deseosa de leerte, un abrazo grande