31.12.08

Como el agua



Podrías hacer como el agua

derramarte de un recipiente

para buscar camino hasta un mar

que te llevara a otra orilla

para ser a su vez contenida

en un nuevo recipiente

que se volviera a derramar

entre tus manos.

3 comentarios:

Sergio dijo...

Qué inmensidad contiene este recipiente tuyo.

Muy bueno. Saludos.

Azarel Leví dijo...

Un buen principio y un buen final. Una sola oración. ¿Se puede pedir más?

María José Alemán dijo...

Siempre he pensado que todas las personas somos inmensas por dentro, un paisaje dentro de un recipiente de carne y hueso. Agradezco tus comentarios, Sergio, saludos.