7.5.12

Bordes deshilachados XVII





Pedalear es como mirar a la montaña, parece que siempre te acercas.

*
Tumbados boca arriba, antes del sueño, no hace falta hablar, todo está escrito en el techo.


En una pareja, en la que los dos son escritores, ella le dice a él: desde el día que te conté que no sé por qué escribo y que tú me contaste que lo haces porque quieres decir algo, no hemos vuelto a hablar, pero el silencio ha escrito la respuesta.

2 comentarios:

Antonio Jiménez Paz dijo...

Me ha encantado lo de "Tumbados boca arriba..."

una lectora dijo...

Gracias por la visita, Antonio, me alegra mucho tu comentario.