31.8.09

Una forma sin palabras





En un jardín, dos niños pequeños descubren a una cría de gato. Se agachan lentamente, juntan sus dedos índice y pulgar y, acercándolos al gato, balbucean unas sílabas en ningún idioma. El gato les responde con un sonido.
Sólo ellos conocen ese hablar.

8 comentarios:

Peskovich dijo...

En ese idioma sin palabras, a la vez refinado y salvaje, habita la otra vida, la que nos acaricia sin pensar. Una vida que no podemos contener, porque es ella quien nos contiene.

Muy bueno el texto y la foto.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola María José.

Me interesa mucho ese género literario que no había visto antes, el poema-foto (al fin y al cabo, si recurro a la etimología, el poema-luz), de formato conciso y contundente. Creo haber leído otros ejemplos tuyos en el suplemento 2C de La Opinión.

Felicidades por tu blog.

Mario Domínguez Parra

María José Alemán dijo...

Peskovich, precioso comentario, eleva la intención de mis palabras, eres muy generoso en tus reflexiones, gracias de nuevo y otro abrazo para ti.

Mario, gracias por la visita. El poema-luz que dices tiene algo de eso, y de agua atrapada con palabras, para los momentos de sed.
Saludos

(Si, en el 2C se publicaron varios poemas que pertenecen al libro Una familia completa, de reciente edición)

Ramiro Rosón dijo...

Para mí, el gato descubierto entre la hierba simboliza la hermosura de esas cosas halladas al azar, de esas casualidades afortunadas que suceden cuando menos las esperamos.

También me ha gustado la foto. El gusto por los detalles de las plantas me hace pensar en una acuarela de Durero que representa una mata de hierba.

Saludos cordiales.

Robanix dijo...

UAU! pepa me encanta como describes la situación!

un beso.
sofi

María José Alemán dijo...

Ramiro, gracias, estoy de acuerdo en que si observamos, con más detalle, las cosas que ocurren a nuestro alrededor, nos damos cuenta de toda la belleza que nos rodea.

Sofi, mcuhas gracias por la visita, me alegra mucho que te guste, seguimos intercambiando, un beso.

Julia Castillo dijo...

hola pepi de nuevo
mmm...el poema no tiene mucho sentido pero es muy creativo.
upps!sin averme enterado me a salido un pareado upps!otra vez bueno voy a seguir comentando

María José Alemán dijo...

Muchas gracias, Julia, por hacer tu comentario. El sentido del poema como dices, está dentro de ti, mira a ver si lo encuentras, ¿has hablado alguna vez con un gatito?
un beso enorme