26.9.09

Otoñal con eco



Una pareja se besa en un banco al final del paseo.

De pronto comienza a llover.

Una mujer camina, también, por ese paseo

sin molestarle la lluvia, ni el beso.

Sus zapatos suenan sobre el asfalto mojado.

Suena también la música que inventa la lluvia.

Suena un beso.



3 comentarios:

Waldo dijo...

Suena un buen poema al final de la música de la lluvia.

María José Alemán dijo...

Gracias Waldo, a mi me suena tu nombre como un recuerdo de infancia, un abrazo.

Robanix dijo...

que bonitoooo el beso que rompe!!