29.7.09

Leyenda




El dragón y el volcán

reposaban juntos en el horizonte,

como bellos durmientes

a la espera de su fuego.

5 comentarios:

Ramiro Rosón dijo...

Qué curiosa imagen... La cordillera, que semeja la espalda de un dragón con sus crestas, y el volcán duermen un mismo sueño: el sueño de la tierra silenciosa y sosegada, el sueño de la isla.

Muy bien escogida la foto. Pocas veces había visto una foto del Teide con ese aire de misterio.

Saludos.

Isidro Hernández dijo...

Diría, amigo Ramiro, que se trata de una imagen tomada desde las casas de la cumbre, en Anaga. Desde allí el dragón es la montña, y la montaña, el dragón.

María José Alemán dijo...

La imagen la tomé a la vuelta de un paseo al Teide. A través del cristal trasero del coche en movimiento, vi al dragón y al volcán, justo cuando había perdido la esperanza de verlos. Gracias a ambos por la visita.

Julia Castillo dijo...

pepa seamos realistas no hay ningun dragon

Robanix dijo...

en el interior del volcán siempre esperan los dragones a ser liberados